jueves, 28 de enero de 2016

Postres de invierno: seis deliciosas recetas

Este año el tiempo está un poco loco, las temperaturas invernales no se han correspondido mucho con la estación, pero hace unas semanas que el frío ha llegado y parece que nos acompañará durante un buen rato. 

Y con la bajada de los termómetros el cuerpo nos pide una mayor cantidad de calorías que le ayuden a mantener su temperatura, por eso el invierno es una época estupenda para premiarnos con algún capricho dulce que podamos consumir al calor del hogar y de la familia. Es también el momento en que encender el horno nos da menos pereza, incluso se agradece su calor residual... y no me digáis que no apetece un buen chocolate acompañado de un bizcocho recién horneado.

Hoy los protagontistas son los postres de invierno, seis recetas que he elegido gracias a la colaboración de mis compañeros de Red Facilisimo y que son ideales para combatir el frío mientras pasamos un agradable rato con los amigos o la familia. Coged papel y boli para tomar nota de estas maravillas.


COCAS DE PATATA

Comenzamos con una receta típica de la repostería mallorquina, unas cocas de patata que nos enseñan a preparar en Cocinando con CatMan y que son muy fáciles de hacer, aunque requieren de paciencia debido al tiempo de los levados. 

Los ingredientes básicos son patata cocida, huevos, leche, manteca, azúcar, harina y aceite. Debéis mezclar los ingredientes, comenzando por la patata y la manteca ablandada,  hasta obtener una masa. Luego se deja levar, se da forma a los bollitos, se deja levar de nuevo y se hornea. Qué maravilla, ¿verdad?

Puedes consultar la receta completa aquí: cocas de patata


BIZCOCHO DE INVIERNO CON FRUTOS SECOS

Si hay un postre que me encanta hacer en invierno ese es el bizcocho. Están riquísimos reción horneados o más tarde mojados en leche o chocolate caliente. Este bizcocho de invierno es especial, porque además de llevar frutos secos, combina una mezcla de especies que le aporta un sabor delicioso.

Para hacer el bizcocho necesitaréis huevos, harina, levadura, aceite, leche, azúcar y frutos secos. Se van mezclando los ingredientes poco a poco, se engrasa un molde en el que se vierte la masa y se hornea. Opcionalmente se puede decorar con azúcar glas utilizando alguna plantilla. ¿Qué esperas para probarlo?

Puedes consultar la receta completa aquí: bizcocho de invierno con frutos secos


LACITOS DE HOJALDRE CON MIEL Y LECHE CONDENSADA

Continuamos con esta receta de lacitos que me he traído del blog  Julia y sus Recetas, una dulce tentación para el desayuno, la merienda o cualquier hora. 

Los ingredientes básicos son masa de hojaldre, miel y leche condensada. Para hacer los lacitos hay que rellenar el hojaldre con miel y leche condensada, luego se corta y se les da la forma (Julia nos indica cómo hacerlo). Por último, se llevan al horno y se pintan con una mezcla de augamiel. 

No te pierdas estos irresistibles lacitos y consulta la receta completa aquí: lacitos de hojaldre con miel y leche condensada


ARROZ CON LECHE QUEMADO

El siguiente plato es un arroz con leche del blog Cuuking! que tiene un aspecto de lo más tentador. Se sirve con una capa de azúcar quemado que debe estar riquísima y además queda muy vistosa. 

Necisitaréis arroz, canela, limón, leche, mantequilla y azúcar. Tenemos que cocer el arroz en la leche, junto con la ramita de canela y la corteza de limón. Cuando haya espesado se agregan la mantequilla y el azúcar y se finaliza haciendo el caramelizado. Un postre de lo más tradicional y rico.

Puedes consultar la receta completa aquí: arroz con leche quemado


BIZCOCHO DE CHOCOLATE A LA NARANJA

Una de las combinaciones que mejor conjugan en el mundo repostero es la de los cítricos y el chocolate, así que ya imaginaréis lo delicioso que es este bund que prepara Pilar en su blog Les Receptes que m'agraden. Pero la cosa no queda ahí, porque además lleva una cobertura de chocolate al aroma de Cointreau. Un pastel con el que acertaréis seguro.

Para hacerlo deberéis tener mantequilla, leche, huevos, bicarbonato, cacao... y opcionalmente la cobertura que Pilar nos muestra en su blog. Es muy fácil , los ingredientes deben estar a temperatura ambiente y poco a poco los vamos mezclando hasta obtener una masa homogénea. Se lleva el bizcocho al horno y tras desmoldar se vierte sobre él la cobertura. 

Puedes consultar la receta completa aquí: bizcocho de chocolate a la naranja


TARTA DE ALMENDRA Y PERA

Y para finalizar el recopilatorio no puede faltar una deliciosa y sencilla tarta, ideal para cualquier sobremesa o para darse un capricho en la merienda. 

Los ingredientes básicos son: masa quebrada, huevos, almendra en polvo, azúcar, harina y peras en almíbar. Se forra un molde de horno con la masa quebrada, se hace una mezcla con el resto de ingredientes salvo las peras, se vierte la masa en el molde y se colocan las peras encima. Por último, se hornea y luego se docora la tarta. Más fácil no puede ser...

Puedes consultar la receta completa aquí: tarta de almendras y peras



Espero que os haya gustado el recopilatorio y os sea de utilidad. Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


miércoles, 27 de enero de 2016

Filloas de Carnaval

Ya estamos  en  Carnaval y en menos de dos semanas disfrutaremos de los días grandes de estas fiestas. El Entroido o Carnaval gallego es una celebración popular con mucho arraigo y con peculiaridades según la zona. A pesar de su prohibición durante la dictadura la fiesta continuó celebrándose,  de ahí que  forme parte de la idiosincrasia gallega junto con otras tradiciones. 

En Xinzo de Limia, las pantallas vigilan que nadie vaya sin disfraz,  quien sea descubierto estará obligado a pagar una ronda de vino... ¡y pobre del que se resista!

En villas como Verín, con sus cigarróns, se arroja harina a la gente que no vaya disfrazada para avisar del comienzo del Carnaval.

En Laza, donde el peliqueiro es el personaje central, se esparcen hormigas rojas (vivas y rabiosas) entre los presentes.

Como veis, cada pueblo sigue sus costumbres, esto es solo una mínima parte de lo que os aguarda si visitáis Galicia durante el Carnaval. Lo que cuenta es el espíritu paraticipativo y las ganas de divertirse, de lo contrario los castigos son duros...

Y como en cualquier fiesta popular que se precie, la gastronomía, es una parte muy importante. El tradicional lacón con grelos o la careta (cacheira) destacan el apartado salado, mientras que en el dulce no pueden faltar las filloas, las orejas ni las flores

Las filloas pueden ser de distintos tipos: de leche, de caldo o de sangre, y pueden presentar pequeñas variaciones según quien las haga. La receta es muy sencilla, la única complicación surge a la hora de darles vuelta en la sartén, hay varias formas de hacerlo, yo os cuento la mía en la receta... Las filloas que hice son de leche y están muy ricas solas, pero se pueden rellenar con miel, chocolate, leche condensada, mermelada...  ¡cómo más os gusten! 


INGREDIENTES:
500 ml de leche
200 gr de harina
3 huevos
30 ml de anís
ralladura de un limón
2 cucharadas de azúcar + azúcar para espolvorear
1 pizca de sal
un pedacito de tocino


ELABORACIÓN:

1. En un cuenco mezclamos los huevos con la leche, el anís, la ralladura, el azúcar y un poco de sal.

2. Añadimos poco a poco la harina removiendo hasta que no queden grumos. Dejamos reposar la masa media hora. 

3. Ponemos una sartén al fuego untada con tocino (mejor si es una filloeira o una crepera). Cuando esté caliente, con ayuda de un cucharón, vertemos un poco de masa a la vez que hacemos girar la sartén para que se extienda por toda su superficie. Procuraremos que la filloa quede lo más delgada posible. Cuando el borde comience a despegarse de la sartén sin dificultad, lo levamtamos un poco con un cuchillo, agarramos con las yemas de los dedos y le damos la vuelta. Una vez cuajada por ambos lados la colocamos en un plato y espolvoreamos con azúcar. 

4. Repetimos el punto 3, engrasando con tocino la sartén de vez en cuando, hasta agotar la masa.


¡Buen provecho! 

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter


lunes, 25 de enero de 2016

Gelatina de naranja (con zumo natural)

Seguro que muchos tenéis vuestros naranjos cargaditos de fruta, así que comenzamos esta última semana de enero con un postre fácil para dar salida a todo ese excedente con una gelatina de naranja. Preparala os llevará unos minutos, luego solo hay que esperar a que cuaje y estará lista para disfrutar. 

Una forma original de presentar la gelatina es en su propio casco, pero si queréis terminar pronto en vasitos quedará estupenda. 


INGREDIENTES:
300 ml de zumo de naranja (5 naranjas de zumo aprox)
1 sobre de gelatina en polvo (10 gr)
100 ml de agua
2 cucharaditas de azúcar


ELABORACIÓN:

1. Exprimimos las naranjas hasta obtener la cantidad de zumo indicada (reservamos las pieles de las naranjas). Colamos el zumo para que no vaya nada de pulpa.


2. En un cuenco echamos el contenido del sobre de gelatina y el agua. Mezclamos.

3. Calentamos el zumo sin que llegue a hervir con el azúcar.



4. Vertemos el zumo caliente sobre la mezcla de agua y gelatina. Mezclamos bien y vertemos en recipientes pequeños o en los propios cascos de las naranjas.


¡Buen provecho!




Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


viernes, 22 de enero de 2016

Albóndigas de pollo a la jardinera

¡Qué ricas las albóndigas! Me encantan desde siempre, y lo mejor es que se pueden variar la salsa y el tipo de carne que se utiliza para hacerlas. En este caso son de pollo, y la salsa una tradicional jardinera a la que podéis agregar todas las verduras que os apetezcan. Como veis, un plato rico y saludable para cualquier día. 

En casa nos gusta mucho esta versión con pollo, con la miga de pan remojada quedan jugosas por dentro y se hacen menos fuertes que las tradicionales de ternera y cerdo. Bueno, no quiero liarme a escribir porque tengo un poquito de prisa, así que simplemente os deseo buen fin de semana a todos y , si podéis, preparad estas albóndigas de pollo a la jardinera que no os defraudarán. 


INGREDIENTES

Para las albóndigas:
600 gr de carne de pollo picada, 100 gr de miga de pan remojada en leche, 1/4 cebolla, 1 diente de ajo, 1 huevo, 1 ramita de perejil, harina,  aceite de oliva, pan rallado si fuese necesario, sal y pimienta 

Para la salsa: 
1 cebolla grande, 2 dientes de ajo, 250 ml de tomate natural triturado, 1 vaso de vino blanco, 2 vasos de caldo de pollo, 1 taza de guisantes, 6 zanahorias, 150 gr de champiñones frescos, 2 hojas de laurel secas, aceite de oliva, sal y pimienta



ELABORACIÓN:

1. En un recipiente ponemos la carne de pollo, con la cebolla y el ajo picados muy finitos (yo lo hago con la picadora), la miga de pan remojada y deshecha, la ramita de perejil picada y el huevo. Salpimentamos al gusto y mezclamos bien. 

2. Tomamos pequeñas porciones de la mezcla, de una en una, y vamos formando las típicas bolitas y pasándola por harina. Si la mezcla está demasiado blanda podéis añadir un poco de pan rallado para que sea más consistente y se pueda moldear mejor. 

3. Una vez que tengamos todas las albóndigas formadas, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite. Doramos todas las albóndigas y reservamos. 

4. Ahora vamos a preparar la salsa. Ponemos una cazuela al fuego con un fondo de aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla y los dientes de ajo picados muy finitos. Sofreimos unos minutos e incorporamos las zanahorias en rodajas (previamente lavadas y peladas). Continuamos haciendo el sofrito y cuano ablanden un poco las zanahorias añadimos el tomate triturado. Dejamos cocinando unos minutos con cuidado de que no se pegue.

5. Echamos el vino, damos algunas vueltas para que se evapore el alcohol y agregamos las albóndigas. Cubrimos con el caldo y ponemos también las hojas de laurel, los guisantes (los míos congelados) y los champiñones (limpios y cortados en cuartos). Dejamos que hierva todo unos 15 minutos a fuego suave. Servimos caliente. 


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi págiana de  Facebook o en  Twitter.

jueves, 21 de enero de 2016

Seis platos con arroz fáciles y ricos


El arroz es uno de los alimentos más apreciados en el mundo. Su consumo se extiende a los cinco continentes y ello se debe no solo a su valor nutritivo y calórico, sino también a la posibilidad de ser cosechado varias veces en el mismo año y a su bajo precio.

Existen diversas variedades de arroz, muchas de ellas fruto de la investigación en busca de la calidad y mayor productividad. En el mercado podemos encontrar fácilmente arroz blanco de grano largo, medio o corto,  arroz integral o cargo, arroz vaporizado, arroz de grano redondo, arroz glutinoso y arroz aromático. Cada uno con características y matices diferentes que hacen especial al plato en que se utilizan. 

Hoy quiero rendir homenaje a este cereal, cuyo consumo anual supera los 540 millones de toneladas (datos del 2005), con seis receta en las que el arroz es el protagonista absoluto. Seis sabrosos y sencillos platos seleccionados con la ayuda de mis compañeros de Red Facilisimo, que han dedicado su tiempo a preparar estas recetas y compartirlas con nosotros. 



ARROZ TRES DELICIAS CON GAMBAS

Comenzamos con una receta del blog Les receptes que m'agraden, un arroz tres delicias que puede ser un magnífico acompañamiento o un plato en sí mismo. Una de las ventajas de este plato es que admite más ingredientes, así que si tienes sobras en casa puedes aprovecharlas e incluirlas en este arroz. 

Para elaborarlo se necesitan gambas, guisantes, surimi, york y algunos condimentos. Tendremos que poner a hervir el arroz mientras se preparan el resto de ingredientes, es decir, mientras se corta el jamón, se hace una tortilla francesa, se cuecen los guisantes... Luego, en un wok, se saltean todos los ingredientes con aceite y un chorrito de salsa de soja. 

Seguro que ya se te ha abierto el apetito con este plato, si quieres probarlo en tu casa toma nota de la receta completa pinchando aquí: arroz tres delicias con gambas.


ARROZ CON POLLO

La siguente receta es de mi blog y se trata de un saludable y rico arroz con pollo. Es un plato equilibrado que resulta muy económico y nos puede ayudar a superar con éxito la cuesta de enero. 

Entre sus ingredientes encontramos además de pollo, cebolla, ajo, zanahoria, calabacín y otras verduras. Para dar sabor y color: azafrán, perejil y sal. Se saltea la carne de pollo debidamente troceada, se hace un sofrito con las verduras, se añade caldo en el que se cuece el arroz y se mezlca con la carne. 

Una receta tradicional y deliciosa con la que alimentarás bien a tu familia. Puedes seguir la receta completa pinchando aquí: arroz con pollo. 


ARROZ THAI CON VERDURAS

Continuamos con un plato que nos llega desde el blog Cuuking! No os dejéis engañar por el nombre porque no es nada complicado y tampoco lleva ingredientes raros. Al contrario, es un arroz que podéis preparar en cualquier ocasión, ideal para una cena equilibrada y sabrosa. 

Necesitaremos arroz, salsa de soja, aceite de sésamo, huevos y algunas verduritas que pueden variarse en función del gusto o de lo que tengamos en casa. Debemos cocer el arroz, y luego saltearlo en el aceite de sésamo, se añade la soja y los huevos batidos de manera que se mezcle bien. Se sirve con las verduritas salteadas. 

Si te apetece hacer este plato y dejar boquiabiertos a tus comensales puedes seguir la receta completa pinchando aqui: arroz thai con verduras. 


ARROZ AL HORNO

La siguente receta os vendrá de maravilla a los que no tengáis mucha experiencia preparando arroz, está publicada en el blog Cocinando con CatMan, donde su autor Manu nos explica cómo hacerla en thermomix. Por supuesto, la misma receta podéis adaptarla a la elaboración tradicional. 

Como ingredientes básicos, además del arroz, están la panceta, chorizo, morcilla, tomate triturado, ajos... y un caldo que se elabora con garbanzos, jamón, tocino y pollo entre otros ingredientes. Para que la receta os salga de maravilla, tenéis que seguir todas las indicaciones que Manu os da para su elaboración en thermomix. 

Si te gusta esta receta no te la pierdas y consúltala completa pinchando aquí: arroz al horno.



RISOTTO DE SETAS

Y por supuesto, no podía faltar en un recopilatorio de arroces un buen risotto, en esta ocasión, acompañado de setas. Es un plato de Julia y sus Recetas, y tiene una textura melosa que os va a encantar. 

Se necesita arroz, champiñones, setas, cebolla, ajo, queso parmesano y algún ingrediente más para dar gusto al plato. Se hace un sofrito al que se añade el arroz, se condimenta al gusto y se va incorporando poco a poco caldo. Se agregan las setas salteadas y se cocina hasta que el arroz esté hecho y con un punto meloso. Se adereza con parmesano y mantequilla. 

No os perdáis esta maravilla de plato y consultad la receta completa pinchando aquí: risotto de setas.


ARROZ MELOSO CON CHORIZO Y BACON

Para finalizar este recopilatorio, os traigo otra receta de mi blog, un arroz con chorizo y bacon que es una auténtica explosión se sabor. Para este plato utilizo la variedad de arroz bomba porque absorbe muy bien el caldo y da un plus de sabor, pero si no tenéis podéis emplear otra variedad.

Necesitaréis cebolla, ajo, bacon, chorizo, pimiento, guisantes y arroz como ingredientes básicos. La elaboración consiste en preparar un sofrito con las verduras al que se agrega el chorizo y el bacon troceados. Luego se incorpora el arroz y el caldo, se condimenta y se deja cocinar hasta que esté en el punto. 

Si quieres descubrir lo sabroso que es este plato no dudes en hacerlo siguiendo la receta completa aquí: arroz meloso con chorizo y bacon.


Y aquí finaliza esta selección de recetas con arroz, espero que os hayan gustado y os sean de utilidad. Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


miércoles, 20 de enero de 2016

Garbanzos con remolacha

El ritmo de vida actual es trepidante. La falta de tiempo, y muchas veces el cansancio, son algunas de las causas por las que se descuida la alimentación. Nos saltamos comidas, comemos fuera sin saber a ciencia cierta qué llevan los platos, abusamos de los precocinados, optamos por comida rápida y bollería industrial...  La sociedad ha cambiado y se imponen nuevas reglas también en lo gastronómico.  

La receta de hoy son unos garbanzos con remolacha adaptados a nuestro tiempo, en versión rápida, porque ambos ingredientes los podemos comprar en cualquier súper ya cocidos. Si preferís cocerlos vosotros (y tenéis tiempo), mejor que mejor. Es también una receta baja en calorías, pues la inmerecida fama de las legumbres como alimento calórico se debe al acompañamiento y no al alimento en sí.  ¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES:
1 cebolleta
2 dientes de ajo
400 gr de garbanzos cocidos
300 gr de remolacha cocida
2 vasos de caldo de verdura
1/2 cucharillita de romero picado
1/2 cucharillita de perejil picado
aceite de oliva
sal


ELABORACIÓN:


1. Pelamos y picamos los ajos y la cebolla.  Ponemos una cazuela al fuego con un chorro de aceite y cuando esté caliente echamos los ajos y la cebolla. Sofreímos a fuego suave unos 10 - 15 minutos. 

2. Cortamos la remolacha en dados no muy grandes, la añadimos a la cazuela y sofreímos unos minutos más. Incorporamos el caldo, las hierbas aromáticas y salamos al gusto. Dejamos que se cueza unos ocho minutos.

3. Añadimos los garbanzos escurridos y lavados, mezclamos bien y servimos. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


martes, 19 de enero de 2016

Bizcocho de invierno con frutos secos

Esta mañana me di cuenta  de que no preparaba nada dulce desde el Día de Reyes, y claro, las tostadas con queso y mermelada del desayuno ya empiezan a aburrir en casa... Los expertos señalan que uno de los mejores momentos para consumir dulce es durante el desayuno, puesto que tenemos todo el día por delante para quemar las calorías acumuladas en esta comida, y como soy mucho de hacer caso a quien sabe, he preparado este bizcocho de invierno con frutos secos para el desayuno de mañana. 

Tengo que confesar que me he adelantado y hoy he probado un pedacito de bizcocho, no es cuestión de que os lo ponga aquí sin catar, que luego igual no sale y la lío. Me ha parecido riquísimo, la mezcla de especias ya la había utilizado en otros postres y queda genial, y en cuanto a los frutos secos, para mí, son puro vicio. 


INGREDIENTES:
3 huevos
250 gr de harina
8 gr de levadura química
200 gr de azúcar
125 ml de leche
125 ml de aceite (girasol u oliva suave)
40 gr de pasas
40 gr de almendras peladas
40 gr de nueces peladas
25 gr de piñones
1 cucharilla rasa (de café) de canela
1 cucharilla rasa (de café) de nuez moscada 
1 cucharilla rasa (de café) jengibre
mantequilla para el molde
azúcar glas (para decorar)


ELABORACIÓN: 

1. Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos. Podéis hacerlo con unas varillas eléctricas. 

2. Añadimos el aceite, la leche y las especias. Mezclamos.

3. Incorporamos la levadura y la harina (previamente tamizadas) poco a poco hasta que la masa esté homogénea. 

4. Agregamos lo frutos secos y mezclamos con una cuchara. 

5. Precalentamos el horno a 170º.

6. Engrasamos un molde con mantequilla y vertemos la masa del bizcocho en él.

7. Horneamos durante 35 minutos, retiramos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar y decorar con el azúcar glas. 


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de   Facebook o en  Twitter.


lunes, 18 de enero de 2016

Ensalada de remolacha con naranja y lechuga

Un estudio realizado en el año 2005 señala el tercer lunes de enero como día más deprimente del año. El mal tiempo, el nivel de deuda, el incumplimiento de los propósitos navideños, y en general, la falta de motivación serían los causantes de este conocido como "blue monday", que para bien o para mal, se ha hecho un hueco en nuestro calendario.  

Os cuento esto porque hoy es día 18, tercer lunes de enero y en efecto "blue monday", pero no quiero que estéis tristes ni mucho menos, por eso he preparado esta ensalada llena de color y vitaminas, para que recarguemos las pilas, miremos hacia delante y nos comamos no solo la ensalada sino el mundo.  

Respecto a la remolacha, existen distintas variedades, entre ellas la roja y la blanca. La primera suele destinarse a la alimentación como hortaliza, mientras que la segunda se emplea en la producción de azúcar o en la alimentación animal. Este tubérculo es una estupenda fuente de nutrientes y fibra que nos aporta sensación de saciedad,  por ello su consumo es muy recomendado para quienes deseen perder unos kilitos. Un inconveniente de la remolacha es que mancha mucho, si se os han quedado las manos rojizas al manipularla  existe un truco para facilitar su limpieza que consiste en frotarlas con sal de mesa. 


INGREDIENTES
Para la ensalada:
1 lechuga
400 gr de remolacha
3 naranjas
1 puñado de nueces peladas
1 quesito tipo burgos
Para el aliño:
3 cucharadas de aceite
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de vinagre de manzana


ELABORACIÓN:

1. Comenzamos preparando el aliño. Se mezclan bien todos los ingredientes en una taza y se reserva.

2. A continuación, pelamos la remolacha y la ponemos a cocer cubierta de agua (también la podéis comprar ya cocida). Cuando al pinchar esté tierna retiramos del fuego, escurrimos y dejamos que enfríe. 

3. Mientras, con un cuchillo, iremos pelando las naranjas y cortándolas en rodajas. 

4. Una vez que tengamos la remolacha cocida también la cortamos en rodajas y las vamos disponiendo en una bandeja alternada con las rodajas de naranja. Regamos con un poquito del aliño.

5. Escogemos la lechuga despreciando las hojas de fuera, la lavamos y la escurrimos. Cortamos un poco la verdura y añadimos las nueces y el queso troceado. Aliñamos y colocamos esta mezcla sobre las rodajas de remolacha y naranja. 


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.

domingo, 17 de enero de 2016

Lasaña de espinacas

La pasta es una fuente inagotable de sorpresas, basta con cambiar un relleno o añadir una nueva salsa para obtener platos diferentes y sabrosos. Como siempre, me gusta variar y hoy la lasaña no es la clásica de carne, el relleno son espinacas salteadas acompañadas por tomate frito casero, y como no, su rica bechamel. A las espinacas podéis añadirle pasas, nueces, piñones... o cualquier otro ingrediente que os guste, en vuestras manos lo dejo. 

Incorporar verdura a los platos de pasta es una buena forma de incluír vegetales en nuestra dieta sin renunciar al sabor ni a las comidas que más nos gustan. Nos ayuda a aligerar los menús, y sobre todo, a introducir este grupo de alimentos en la dieta de los más peques. Comer verduras no debería ser aburrido ni insípido, ¿verdad?


INGREDIENTES:
8 placas de pasta para lasaña precocidas
5 atadillos de espinacas frescas (300 gr. cada uno aprox.)
5 tomates
1 cebolla
2 dientes de ajo
12 lonchas de queso
aceite de oliva
30 gr de mantequilla 
30 gr de harina
750 ml de leche
queso rallado
nuez moscada molida
pimienta molida
azúcar
sal


ELABORACIÓN:

1. Para comenzar,  lavamos las espinacas y retiramos la parte gruesa del tallo. Escurrimos bien las hojas para quitar la mayor cantidad de agua posible. Ponemos una sartén al fuego con tres cucharadas de aceite, añadimos los dientes de ajo pelados y laminados, los doramos un poco y salteamos las espinacas hasta que pierdan volumen. Reservamos.

2. Continuamos preparando una salsa de tomate. Pelamos la cebolla y la picamos finita (con picadora si queréis). En una sartén con un chorro de aceite comenzamos a pocharla. A continuación, lavamos los tomates y les quitamos el corazón. Los rallamos o los trituramos en una picadora y los añadimos a la sartén, moviendo de vez en cuando para que no se peguen. Ponemos sal y una pizca de azúcar para que la salsa no amargue. Dejamos en el fuego hasta que los tomates hayan perdido agua y la salsa esté espesita. Reservamos.

3. Ahora prepararemos la bechamel. Primero calentamos la leche sin que llegue a hervir.Luego, en una sartén derretimos la mantequilla y añadimos la harina. Tostamos la harina un par de minutos para que pierda en sabor a crudo y vamos añadiendo la leche poco a poco a la vez que removemos con una varilla. Condimentamos con nuez moscada y salpimentamos. Cuando esté espesa retiramos del fuego. Reservamos.

4. Remojamos en agua caliente las láminas de pasta y comenzaremos a montar la lasaña. Untamos la base de la fuente de horno (honda) con un poquito de bechamel.

5. En la fuente colocamos la mitad de las láminas de pasta para lasaña bien ecurridas y repartidas por toda la superficie. Añadimos una capa fina de salsa de tomate y otra de espinacas. Cubrimos con una capa de lonchas de queso.

6. Volvemos a repetir las capas del paso 5 y terminamos cubriendo toda la lasaña con la bechamel. 

7. Tapamos la bandeja de la lasaña con papel de aluminio y la llevamos al horno precalentado a 200º durante unos 15 minutos. Abrimos el horno, espolvoreamos con queso rallado, activamos la función de gratinado  y cuando el queso esté bien doradito la quitamos (ojo, que casi me despisto y se me quema).


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras puedes encontrarme en mi página de  Facebook o en  Twitter.


viernes, 15 de enero de 2016

Pizza de atún con tomates cherry

¡Qué ganas tenía de que llegara el viernes para volver a comer pizza! Llevaba toda la semana pensando en hacerla y hoy por fin ha caído. Tampoco es que necesite de excusas para cocinarla, normalmente la devoramos en un pis pas,  de hecho, suelo preparar dos cada vez que pongo manos a la masa. Con el pretexto de celebrar el fin de semana como se merece, he preparado esta pizza de atún y tomates cherry, y no me diréis que no es un planazo tomar un pedacito mientras descansamos en el sofá mirando una buena peli. 

La receta es muy sencilla, lo único que puede suponer algo de dificultad es la masa si nunca la habéis hecho. Si es vuestro caso, os animo a que probéis, con paciencia y un poco de esfuerzo todo sale, y recordad que la mejor forma de llegar a un resultado es intentarlo. ¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES
Para la masa:
250 gr de harina de trigo
150 ml de agua tibia
12 gr de levadura prensada
2 cucharadas de aceite de oliva
sal
Para el resto de la pizza:
6 lonchas de mozzarella
6 cucharadas de tomate frito
130 gr de atún en conserva (peso escurrido)
8 tomates cherry
8 aceitunas sin hueso
orégano


ELABORACIÓN:

1. En primer lugar hacemos la masa. Formamos un volcán con la harina y en el centro echamos la levadura desmenuzada, una pizca de sal y las dos cucharadas de aceite. Calentamos ligeramente el agua y la vamos agregando poco a poco a la vez que mezclamos con el resto de ingredientes. Al principio podemos ayudarnos de una cuchara de madera, cuando la masa tenga algo de cuerpo pasaremos a trabajarla con las manos hassta que esté homogénea y no pegue. 

2. Dejamos levar la masa hasta que más o menos doble su volumen, en lugar cálido y sin corrientes. 

3.  Estiramos la masa dando forma circular sobre un papel sulfurizado. Yo lo hago aplastando la masa con las manos, la dejo un poco gordita porque nos gusta más en casa y procuro que los bordes queden un poco más gruesos. Si lo preferís usad el rodillo para estirarla. 

4. Ahora agregamos el resto de ingredientes. Extendemos el tomate frito sobre la superficie de la masa sin llegar a los bordes. Encima colocamos la mozzarella, sobre ella repartimos el atún desmenuzado, y los cherrys y aceitunas cortados a la mitad. Espolvoreamos la pizza con orégano seco.

5. Llevamos al horno (precalentado a 200º con calor abajo) durante 20 - 25 minutos, vigilad  de vez en cuando para que no se queme. 


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook o en  Twitter.

jueves, 14 de enero de 2016

Seis increíbles bizcochos para elegir el que más te guste


Hoy os traigo un recopilatorio muy dulce, seis recetas de bizcocho casero que os van a encantar. Todos fáciles, con ingredientes conocidos, y lo más importante, ¡muy ricos!

Los he escogido con la ayuda de  mis compañeros de Red Facilisimo, ellos ya los han hecho, por eso puedo garantizaros que funcionan y quedan estupendos. Ya no hay excusa para que el desayuno o la merienda sean aburridos, ¿preparados para encender el horno?


BIZCOCHO DE TURRÓN DE CHOCOLATE

Empezamos por una receta que además de estar buenísima nos permitirá aprovechar los restos de turrón que nos hayan sobrado en Navidad. Una tentación que nos trae el blog Julia y sus Recetas. ¡No olvidéis añadir este bizcocho a vuestros recetarios!

Para hacerlo se necesita turrón de chocolate con arroz inflado y los ingredientes habituales de los bizcochos: huevos, harina, azúcar, mantequilla...  Tendréis que derretir el turrón con la mantequilla, luego, se van agregando el resto de ingredientes y se hornea. Y como colofón final, se sirve con un riquísimo sirope de chocolate. 

La receta completa podéis verla aquí: bizcocho de turrón de chocolate


BIZCOCHO DE ARÁNDANOS Y NUECES

Esta receta es de mi blog, y se trata de un bizcocho muy esponjoso pero con toda la jugosidad que le confieren los arándanos. Si os animáis con este postre veréis lo rápido que desaparece el bizcocho del plato...

Los ingredientes básicos son: nueces, arándanos, yogur, huevo, aceite y harina. Se mezclan bien todos los ingredientes líquidos con los sólidos, se incorporan las nueces troceadas y los arándanos, y por último, se hornea. ¿Fácil verdad?

La receta completa podéis verla aquí: bizcocho de arándanos y nueces



BIZCOCHO DE YOGUR, 1, 2, 3

No podía faltar en el recopilatorio este gran clásio que nos llega desde la cocina de Pilar, la autora de Les Receptes que m'agraden.  Siempre sale bien y es super fácil, incluso pueden hacerlo los niños.

Para este bizcocho se necesita yogur, harina, huevos, leche, aceite, azúcar...  La receta consiste en mezclar bien todos los ingredientes, dejando para el final las claras de huevo que se incorporan a punto de nieve, así sale muy esponjoso. Se hornea, se deja enfriar un poquito y listo para comer.

La receta completa podéis verla aquí: bizcocho de yogur, 1, 2, 3


BIZCOCHO DE ACEITE DE OLIVA Y ALMENDRAS

Continuamos con un bizcocho absolutamente maravilloso, me lo he traído del blog Cocinando con CatMan, donde su autor nos cuenta que "es jugoso, perfecto para ser la base de cualquier tarta y perfecto para tomar solo o acompañado de un café o té".

Si queréis preparar este bizcocho necesitaréis huevos. leche, harina de trigo, harina de almendras, aceite  y algún que otro ingrediente más. Para hacerlo deberéis montar los huevos con el azúcar, se añaden el aceite y la leche poco a poco, y por último, se incorporan el resto de ingredientes sólidos. Solamente queda llevarlo al horno y disfrutarlo. 

La receta completa podéis verla aquí: bizcocho de aceite de oliva y almendras


BIZCOCHO DE LIMÓN GLASEADO

Desde el blog Cuuking!, Juanan nos propone un bizcocho de limón con un glaseado que le va estupendamente. Un dulce jugoso y con mucho sabor que os sorprenderá seguro, ¡no os lo perdáis!

Los ingredientes básicos de este bizcocho son: limón, huevos, harina, azúcar y levadura. Se mezclan todos los ingredientes en el orden que Juanan nos indica, se hornea el bizcocho y se sirve con el delicioso glaseado de limón. 

La receta completa podeís verla aquí: bizcocho de limón glaseado


BIZCOCHO DE HARINA INTEGRAL CON AVENA Y MIEL

Y por último, quiero dejaros un bizcocho de mi blog para los que os cuidais más, se trata de este bizcocho hecho con harina integral y endulzado con miel, que tiene mayores propiedades beneficiosas para nuestro organismo en comparación con el azúcar. Un capricho dulce y muy saludable. 

Necesitaréis yogur, aceite, harina integral de trigo, miel, avena... Se mezclan los ingredientes secos con los húmedos hasta que estén perfectamente integrados, se pone en un molde la masa y se espolvorea con copos de avena. Se hornea, dejamos que enfríe y ya tenemos el bizcocho listo.

La receta completa podéis verla aquí: bizcocho de harina integral con avena y miel


Espero que os haya gustado el recopilatorio y os sea de utilidad. Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


miércoles, 13 de enero de 2016

Truchas al horno con bacon y queso

Hoy comemos unas deliciosas truchas al horno cuyo origen no está en los ríos (ojalá) sino en la acuicultura, o truticultura para ser más exactos. Y es que las truchas de río son difíciles de conseguir, no me extraña, porque el panorama pinta muy mal para esta especie. Estudios recientes señalan que las truchas se habrán extinguido en la Península Ibérica a finales de este siglo, y la culpa, una vez más, se esconde tras la mano del hombre. La contaminación, la pesca excesiva, y sobre todo, el calentamiento global son algunos de los factores que podrían llevar al fatal desenlace. 

No sé si en nuestra mano estará la posibilidad de salvar a las truchas, siempre he pecado de utópica, pero no cuesta nada realizar  pequeños gestos en el día a día para preservar los recursos de la tierra. No voy a soltar el discurso de lo que hay o no hay que hacer, todos lo sabemos y pocos lo practicamos, ni a hablaros del nulo interés que tienen los gobiernos en estos temas, solo quiero dejar constancia de de ello y que sea mi pequeño gesto de hoy

Volviendo a la receta, tengo que deciros que estas truchas con bacon y queso nos han conquistado a mi familia y a mí, especialmente a mi pareja, porque además de gustarle el pescado adora el bacon. Alguna vez me han comentado que las truchas son un poco insípidas, bueno, todo depende de cómo se preparen, y de esta manera quedan jugosas y con mucho sabor.  En casa las repetiremos seguro.


INGREDIENTES:
6 truchas
6 lonchas de bacon ahumado
6 lonchas de queso tierno
3 cebollas
1 ramita de perejil
1 vaso de vino blanco
aceite de oliva
pan rallado
pimienta blanca molida
sal


ELABORACIÓN:

1.  Limpiamos las truchas quitándoles la cabeza y las tripas. Las abrimos en forma de libro y retiramos la espina central. Si no tenéis práctica en limpiar pescado podéis pedir que os lo hagan en la pescadería. 

2. Untamos la bandeja del horno con aceite, sobre ella colocamos una cama de cebolla picada (en brunoise) mezclada con el perejil también picado. 


3. Salpimentamos las truchas por dentro y fuera. Introducimos en medio de cada trucha una loncha de bacon y otra de queso ( partimos el queso a la mitad para adaptarlo a la forma del pescado), a continuación, cerramos cada pescado y los vamos colocando en la bandeja del horno. 


4. Regamos con el vino blanco y espolvoreamos las truchas con pan rallado.


5. Horneamos a 170º unos 25 minutos, luego subimos la temperatura a 200º y seguimos horneando unos minutos más hasta que el pescado se dore por encima. 



¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en  Twitter.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...