sábado, 7 de mayo de 2016

Tarta de Santiago (la auténtica)

Uno de los postres más conocidos y tradicionales de la cocina gallega es la tarta de Santigo. La característica principal del dulce compostelano es que no lleva nada de harina, en su lugar la almendra molida toma el protagonismo, por lo que resulta un postre interesante para las personas con celiaquía. Posee el sabor típico de la almendra y tiene una textura ligeramente esponjosa y granulada. La cobertura es blanca puesto que se decora con azúcar glaseado, salvo la parte que ocupa el logotipo de la Cruz de la Orden de Santiago.

La tarta de Santiago está amparada por la Indicación Geográfica Protegida (IXP), y sobre ella establece la regulación que existen dos presentaciones básicas: sin forro (la que aquí os presento) y con forro, es decir, con una base que puede ser de hojaldre o masa quebrada, en este caso no apta para celíacos. En cuanto a ingredientes se señalan como básicos: almendra de alta calidad (variedades mediterráneas) que representan al menos el 33% del peso de la masa, azúcar refinado en un porcentaje de al menos el 33%, y huevo, como mínino, el 25% del total.  Para aromatizar y dar gusto, según el arte culinario, se emplea ralladura de limón y azúcar glaseado, así como vino dulce, brandy o aguardiente de orujo. 

Resulta curioso la cantidad de postres con almendra que se elaboran en Galicia sin ser tierra de almendros, se dice que era un pequeño lujo que los más pudientes se reservaban en el pasado. El origen de este "bizcocho de almendras" continúa siendo  un misterio, datándose la primera noticia de su existencia en 1577, durante la visita de D. Pedro de Porto a la Universidad de Santiago. 



INGREDIENTES:
250 gr de almendra molida
250 gr de azúcar blanca
5 huevos
la ralladura de 1/2 limón
1 cucharilla (de postre) rasa de canela en polvo
mantequilla (para el molde)
harina (para el molde)
azúcar glas



ELABORACIÓN:

1.  En un cuenco batimos los huevos con el azúcar hasta que estén bien integrados.

2. Añadimos poco a poco la almendra, la ralladura y la canela. Removemos lo suficiente para obtener una masa homogénea.

3. Precalentamos el horno a 180º.

4. Engrasamos un molde redondo de unos 24 cm de diámetro con mantequilla, y a continuación, lo espolvoreamos con un poquito de harina. (Omitiremos la harina en el caso de los celíacos)

5. Vertemos la masa en el molde y horneamos durante unos 45 minutos. Si a media cocción veis que se empieza a quemar la parte de arriba poned una lámina de papel de horno sobre el molde.

6. Dejamos que la tarta enfríe y la desmoldamos dándole la vuelta sobre la bandeja de presentación.

7. Ahora vamos a decorar la tarta y para ello necesitaréis una plantilla con la cruz de Santiago. No os preocupéis si no la tenéis, simplemente buscad un dibujo de la cruz en Internet, imprimidla en una cartulina y recortazla.  Ahora solo queda colocar la plantilla en el centro de la tarta y espolvorear azúcar glas con ayuda de un colador fino. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en  Twitter, en Google +Pinterest e Instagram.


19 comentarios:

  1. Es una de las más ricas que conozco, sin muchos ingredientes además y sin complicación de elaboración. Y te ha quedado preciosa.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Madre mia Alicia! Que chulada de tarta!! y las fotos me encantan!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que ganas le tengo a esta tarta de hacerla en casa.Yo me quedo con tu receta que se ve genial.Bssss

    ResponderEliminar
  4. Esta tarta esta riquísima, yo la he preparado alguna que otra vez y esta buena de verdad.

    ResponderEliminar
  5. Te quedo preciosa, es una tarta muy sencilla de hacer, pero que gusta a todos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Qué bonita te ha quedado Alicia!! Es una tarta riquísima y que tú has sabido sacar lo mejor de ella y lo has plasmado a la perfección. Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  7. no hay una tarta que nos represente mejor que la tarta de santiago, me encanta! y tu la has bordado! ese corte esta de lo mas apetecible, biquiños

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado sensacional la tarta Alicia; ahora mismo me comería un trocito para merendar. Besos

    ResponderEliminar
  9. Alicia ,te ha quedado una tarta de Santiago maravillosa.Me llevo tu receta¡¡¡¡
    Besitos guapa¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Buenísima, qué delicia de tarta . No es por decirlo, de verdad, pero la tuya es de las que mejor ìnta tiene, me llevaría ahora mismo un trozo. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  11. Preciosa y seguro que deliciosa.
    Una auténtica tarta. Me tomo nota ahora mismo.
    Mil gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la tarta de Santiago y la tuya te ha quedado de lujo. Enhorabuena y un besote.

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado de lujo ¡qué poquitas tartas de Santiago he visto tan bien acabadas! Te lo he dicho, Ali, tienes un don. Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Deliciosa a más no poder y para mi gusto y como buena gallega que soy, diré también que una de las tartas más ricas del mundo mundial. !! Fabulosa !!

    Bicos

    ResponderEliminar
  15. Hola Alicia, no te voy a engañar, no he probado nunca la tarta de Santiago, pero aún así estoy segura de que me encantaría, me gusta mucho la almendra y esta tarta tiene bastante, te ha quedado estupenda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta esta tarta!La probé una sola vez y quedé encandilada. Y lo bonita que te ha quedado...

    ResponderEliminar
  17. Espléndida, todavía no la he hecho en casa y mira que me encanta esta tarta. Me llevo tu receta!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  18. Una tarta estupenda y sencilla, yo es la que más hago, siempre el resultado es genial y a todos les gusta. Te ha quedado muy binita.
    Besoss

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios, gracias por visitarme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...