Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Sopa de quinoa y verduras

Con el frío que hace lo que más apetece en casa son sopas y caldos calientes. No sé qué tal lo llevaréis vosotros, pero a mí el frío se me mete en el cuerpo y me descompensa por completo... Menos mal que siempre tengo hecha alguna sopa para calentar el estómago, es la comida que más me reconforta y apetece en invierno. 

Mi sopa de hoy es muy sencilla, lleva una base de caldo de pollo a la que se añaden verduras picadas, y en lugar de la tradicional pasta, he puesto uno de los superalimentos de moda: quinoa. El resultado no puede ser mejor, una sopa ligera, sabrosa y reconfortante. ¡Vamos con la receta!



INGREDIENTES:
170 gr de quinoa
2,5 l de caldo de pollo
2 puerros
4 zanahorias
1 corazón de repollo o col (si es grande la mitad)
sal






ELABORACIÓN:

1. Ponemos el caldo a calentar. Si el caldo es casero mucho mejor, yo siempre lo hago quitando previamente la piel al pollo para que  no resulte graso. 

2. Mientras tanto, iremos preparando la verdura. 

  • Pelamos y lavamos las zanahorias, las cortamos en bastoncitos, y luego, en pequeños dados. 
  • Por otra parte, deshechamos la parte verde de los puerros y sus raíces. Los cortamos a lo largo y los lavamos bien asegurándonos de que no queden restos de tierra entre sus diversas capas. Seguidamente los escurrimos y picamos finitos.  
  • Por último, lavamos y cortamos la col en juliana fina, desechando el carozo central. 

3. Una vez que el caldo comience a hervir añadimos todas las verduras y cocemos durante unos diez minutos. 

4. Trancurrido ese tiempo incorporamos la quinoa. Ponemos el punto de sal a la sopa (si el caldo ya tiene sal es posible que no sea necesario) y cuando la quinoa esté en su punto (entre diez y quince minutos más) retiramos del fuego.

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


martes, 29 de noviembre de 2016

Postres para las fiestas navideñas

Como buena bloguera, de vez en cuando echo un ojo a las estadísticas y me fijo en las publicaciones que interesan a los lectores. Desde mediados de noviembre aumenta considerablemente la demanda de recetas navideñas, especialmente las dulces. No sé yo qué tendrán los postres que a todos nos vuelven locos... ¡Imposible resistir a tanta tentación!

Para facilitar la búsqueda de estas recetas, he reunido aquí todos los postres navideños publicados en el blog hasta el momento. Conforme vaya publicando otros los iré añadiendo a este post, así, de un solo vistazo, el lector puede seleccionar el postre/s que le interese y acceder a cada receta haciendo clic  sobre su nombre.

Sobre los postres, solamente deciros que casi todos son sencillos de elaborar. Si figuran aquí es porque los he hecho en mi casa y me han gustado, esta es la mayor garantía que puedo ofreceros. Espero que también os gusten y que os animéis a hacer alguno. ¡Feliz semana!


Todo un clásico de las navidades. Una receta sencilla al alcance de cualquier bolsillo, el resultado no puede ser más satisfactorio. 




Postre de textura esponjosa y suave sabor. Con esta mousse el buen gusto y la elegancia se unen para alcanzar el éxito. 




Tan fácil que repetirás la receta una y mil veces. Con una capa ligera de chocolate que lo convierte en irresistible. 




El postre de navidad de nuestras abuelas. ¡Está tan rico que no podía faltar!




Una forma muy original de comer turrón. Conserva todo su sabor pero resulta menos empalagoso. 




¡Puro vicio! Bolitas de chocolate blandito que se deshacen en la boca...




Deliciosa y sencilla. Tan fácil que ni siquiera tendrás que encender el horno. 




Otro turrón diez para los amantes del mazapán y la fruta. Sin aditivos, sin conservantes... Cien por cien casero. 

























Si no me equivoco, el primer dulce navideño que publiqué en el blog. ¡Están buenísimos!




No puede faltar en el desayuno del Día de Reyes. Solo o relleno de nata montada, ¿con cuál te quedas?




Un dulce tradicional de norte de Francia a base de hojaldre y crema de almendras. Típico del día de Reyes. 




No es típicamene navideña, pero el chocolate es garantía de éxito en cualquier celebración y queda genial como postres en esos días. 




No puede ser más fácil ni más rico... Resulta ideal para preparar con niños, se divertirán ayudando a elaborarlo, y más tarde, comiéndoselo.




Un delicioso postre que puedes presentar en vasitos o en copas. Elegante, rico, asequible y muy sencillo a la hora de prepararlo.



Hasta aquí las sugerencias dulces que he pensado para vuestros menús navideños. Poco a poco iré incluyendo más postres en este mini recetario, espero que os hayan gustado y que los disfrutéis. ♥♥♥

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


sábado, 26 de noviembre de 2016

Trufas de chocolate

Hoy os traigo una receta muy tentadora, unas deliciosas trufas de chocolate tan fáciles de hacer como de comer. Sí, porque en cuanto pruebas una no puedes parar... ¡Menudo vicio!

Llevan un poquito de alcohol que se puede omitir si teneis niños. Están muy ricas, tienen una textura blandita que se deshace en la boca y las convierte en irresistibles. Se preparan en un periquite y quedan preciosas, solo hay que tener un poquito de paciencia a la hora de formar las bolitas. Eso sí, son una pequeña bomba calórica, así que si vais a preparar trufas os recomiendo que las compartáis con la familia o amigos. Y ahora, ¡vamos con la receta!


INGREDIENTES:
(para 45 - 50 trufas)
500 gr de chocolate negro para fundir
1 bote de leche condensada (380 gr)
100 gr de mantequilla
4 cucharadas de ron
fideos de chocolate y/o cacao en polvo


ELABORACIÓN:

1. Fundimos a baño de maría el chocolate con la mantequilla y mezclamos bien. 

2. A continuación, agregamos el ron y la leche condensada poco a poco, removiendo hasta integrar bien todos los ingredientes. 

3. Dejamos enfriar y guardamos la masa de chocolate en la nevera unas cuatro horas. 

4. Pasado ese tiempo, vamos tomando porciones de masa y con ayuda de las manos le damos forma redondeada. Procuraremos que las bolitas sean más o menos iguales, de unos 17 gr cada una. 

5. Por último, rebozamos las trufas en fideos de chocolate o en cacao. 



¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


viernes, 25 de noviembre de 2016

Seis recetas de carne perfectas para Navidad

Parece mentira pero ya queda menos de un mes para Navidad. La semana pasada os enseñaba algunos postres con turrón ideales para esos días, y hoy os traigo recetas de carne para servir como plato principal. En el recopilatorio encontraréis un poco de todo: pollo, cordero, lechón, pato... Recetas bastante sencillas para quedar como reyes ante vuestros invitados, sin gastar demasiado y sin complicarnos la vida. 


Comenzamos con un delicioso pollo relleno, jugoso por dentro y crujiente por fuera. Imaginaos un buen pollo de corral asado en el centro de vuestra mesa navideña, ¡menuda delicia!

Para hacer este pollo hay que elaborar un relleno a base de carne picada, almendras, manzana.... Se intruduce dentro del pollo y se asa en el horno. La carne se acompaña con una salsa que mezcla compota de manzana con mantequilla y miel. No te pierdas este fantástico plato, será un éxito en tu menú navideño.

​Puedes ver la receta completa pinchando aquí: pollo relleno para Navidad.





Continuamos con un plato de Julia y sus Recetas, un costillar de cordero con una deliciosa salsa aderezada con miel.

En primer lugar, se prepara la salsa haciendo un sofrito con cebollas, zanahorias, ajos.... Se añade vino tinto y romero, se cuela el líquido resultante y se agregan miel y vinagre. Mientras la salsa reduce, se dora el costillar en una sartén y posteriormente se termina de cocinar en el horno. Finalmente se sirve el carré regado con la salsa.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: carré de cordero lechal a la miel.



El siguiente plato nos llega desde los fogones de Cocinando con CatMan. Es una receta de lechona típica de mallorca, una deliciosa carne que queda jugosa en su interior y crujiente por fuera.

El día anterior se adoba una paleta de lechona (lechón o cochinillo) con ajo, tomillo, laurel, zumo de limón, brandy...  Posteriormente se unta con manteca y se hornea unas dos horas y media. El resultado es fantástico, solo debéis tener un poco de paciencia esperando que se ase.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: lechona asada a la mallorquina.



PATO RUSTIDO CON MANZANAS, PASAS Y RON 

Del blog Les receptes que m'agraden me he traído esta maravillosa receta de pato, aunque a nosotros nos resulta bastante exótica en el norte de Europa y Alemania es una receta habitual.

Primero se dora el pato,  a continuación, se hace un sofrito de chalotas que se condimenta con canela, salvia, pasas... Se añade al guiso ron y caldo de pollo, y antes de finalizar la cocción se incorpora una picada de almendras, pan frito, salvia y chocolate. Es más fácil de lo que imaginas, así que no lo dudes y toma nota de este  delicioso plato.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: pato rustido con manzanas, pasas y ron.


SOLOMILLO DE CERDO EN HOJALDRE O "WELLINGTON"

La siguiente receta nos llega desde el blog Cuuking. Se trata de un delicioso solomillo de cerdo envuelto en hojaldre, aunque si lo preferís podéis utilizar un solomillo de ternera.

Para elaborar esta receta tendréis que dorar bien el solomillo, luego se cubre con un sofrito de cebolla al que se añade paté, mostaza, frutos secos, etc... Todo ello se envuelve en hojaldre y se hornea el tiempo necesario. Es un plato muy vistoso y quedará genial en tu mesa, ¿te lo vas a perder?

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: solomillo de cerdo en hojaldre o "Wellington".



Finalizamos este recopilatorio con una receta de codornices, muy facilita pero sabrosa.

Con dos horas de antelación se adoban las codornices con un majado de perejil, ajo, pimentón y aceite. Luego se salpimentan y se cubre cada uno de ellas con una o dos lonchas de bacon. Finalmente se hornean el tiempo indicado.

Es una receta muy sencilla que no te robará tiempo. Además su precio es muy asequible y quedarás de maravilla si tienes invitados en casa.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: codornices asadas.


Hasta aquí llega el recopilatorio de hoy, espero que os sea útil y os haya gustado.

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Lomo de cerdo a la naranja

No os descubro nada nuevo si os digo que los cítricos son un estupendo aderezo para la carne. En esta receta he utilizado naranja, en concreto su ralladura y su zumo, para preparar un rico lomo de cerdo a la naranja. Al tratarse de una carne magra puede resultar un poco seca, por ello, es importante hacer una buena salsa y cortar los filetes finos. Como guarnición, he puesto ensalada y patatas fritas, ¡todo riquísimo!

El lomo tiene un precio muy asequible en el mercado, por poco dinero podemos preparar platos deliciosos para el día a día o para días  especiales. Es una opción estupenda para Navidad, como suele decirse, buena, bonita y barata. Si queréis sorprender a vuestros invitados sin gastar mucho esta receta os puede interesar. 


INGREDIENTES:
1 lomo de cerdo (peso aproximado entre 1000 gr y 1500)
2 cebolletas
2 dientes de ajo
1/2 vaso de aceite de oliva suave
1 vaso de brandy
1 vaso de zumo de naranja natural
la ralladura de una naranja
1/2 cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de jengibre molido
1 o 2 cucharadas de azúcar moreno
pimienta 
sal




ELABORACIÓN:

1. Quitamos toda la grasa visible de la pieza de carne y la salpimentamos.

2. A continuación, en un vaso alto como el de la batidora o en un bol, ponemos las cebolletas y los dientes de ajo picados, el aceite, el brandy, el zumo de naranja, la ralladura, la nuez moscada, el jengibre, y por último, pimienta y sal al gusto. Mezclamos bien.

3. Colocamos la pieza de carne en una fuente apta para horno, mejor que sea un poco honda. Añadimos la mezcla anterior y horneamos a 200º durante una hora, a mitad de cocción daremos la vuelta a la carne y regaremos con la salsa. 

4. Una vez que la carne esté hecha la apartamos y vertemos la salsa en un cazo. Trituramos la salsa con la batidora y probamos una cucharadita para averiguar el punto de acidez. La calentamos de nuevo y agregamos una o dos cucharadas de azúcar moreno dependiendo de lo ácida que esté. 

5. Para terminar, cortamos el lomo en lonchas más bien finas y lo servimos regándolo con la salsa. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

martes, 22 de noviembre de 2016

Turrón de mazapán y fruta escarchada

Tras el éxito que tuvo en casa el  turrón de nata y nueces que publiqué el año pasado, este año no podía ser menos y he comenzado a preparar recetas de turrones que os iré mostrando en los próximos días. Hoy toca este sencillo turrón de mazapán y fruta escarchada, en mi humilde opinión, más rico que el que podáis encontrar en las tiendas y supermercados. Se elabora formando una masa con almendra molida y almíbar, a diferencia de otras recetas no lleva nata, por eso puede conservarse durante varios días sin temor a que se estropee. 

No sé yo si os ocurrirá lo mismo, pero me apetecen más este tipo de dulces ahora que en los propios días de Navidad. En parte, porque durante las fiestas las comidas son copiosas y al llegar al postre me siento desganada,  a veces ni siquiera lo pruebo. Una ventaja de tener un blog  de cocina, es que gastronómicamente hablando te adelantas a las fiestas, así que no me quedaré sin catar turrones y otros postres de la época. Y vosotros, ¿os adelantáis a la Navidad o esperáis pacientemente al 24 para consumir dulces navideños?


INGREDIENTES:
(para una tableta grande)
325 gr de almendra molida
100 ml de agua 
200 gr de azúcar glas
150 gr de frutas escarchadas variadas


ELABORACIÓN:

1. Lo primero que haremos será preparar el molde para el turrón, forrándolo con papel film de modo que éste sobresalga por los lados. Si no tenéis un molde específico para turrón podéis utilizar un túper, un molde tipo plun-cake o bien un brik de leche cortado longitudinalmente a la mitad. 

2. Continuamos poniendo al fuego el agua con el azúcar glas. Removemos para que el azúcar se disuelva y una vez que alcance el punto de ebullición retiramos del fuego. 

3. Mezclamos la almendra molida con el almibar anterior, lo hacemos poco a poco hasta que quede todo bien integrado como una masa. 

4. Picamos parte de las frutas escarchadas y las mezclamos con la masa de mazapán. El resto de las frutas las distribuímos en el fondo de nuestro molde, encima ponemos la masa de mazapán y la aplastamos con las manos hasta formar una tableta compacta. 

5. Tapamos la superficie del turrón con papel film, ponemos un peso encima y dejamos en la nevera unas 12 horas antes de consumir. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de   Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Ossobuco a la milanesa

Empezamos las semana viajando a la bella Italia, en concreto a la ciudad de Milán, donde podemos disfrutar de platos tan ricos como el ossobuco a la milanesa. El ossobuco (hueso hueco), es el corte de carne correspondiente a la parte baja de la pata de vacuno,  a la que también se le donomina morcillo de ternera. El ossobuco se cocina a fuego lento con algunas verduras y condimentos, hasta conseguir una carne muy tierna y melosa. 

Opcionalmente se puede agregar al plato una gremolata, es decir, un aderezo típico italiano que incluye entre sus ingredientes ralladura de limón. Para mí resulta bastante fuerte, así que os recomiendo que no pongáis demasiada, o bien, que probéis una poquita (combinada con la carne y la salsa) antes de esparcirla sobre toda la carne. 


INGREDIENTES:
4 ossobucos de ternera (morcillo con hueso)
harina (la necesaria)
2 cebollas
1 diente de ajo
3 ramas de apio
2 - 3 zanahorias
2 hojas de laurel seco
tomillo 
la piel de 1/2 limón
150 ml de vino blanco
2 tomates maduros
caldo de carne 
aceite de oliva 
pimienta
sal
Para la gremolata:
4 aceitunas rellenas de anchoas (opcional)
1 diente de ajo
1 ramillete de perejil
ralladura de un limón



ELABORACIÓN:

1. Ponemos a calentar una cazuela con un fondo de aceite. Enharinamos los ossobucos y los doramos a fuego medio por ambos lados. Reservamos. 

2. En el mismo aceite vamos a sofreír la cebolla, el ajo, la zanahoria y el apio picados. Cuando la verdura esté lista agregamos el vino, el laurel, un poco de tomillo y la piel de limón. Esperamos unos minutos para que el alcohol se evapore e incorporamos los tomates previamente triturados o rallados. Damos algunas vueltas y volvemos a introducir en la cazuela el ossobuco, lo salpimentamos al gusto y lo cubrimos con caldo. 

3. Tapamos la cazuela y dejamos cocer a fuego lento durante una hora o un poco más si es muy grueso el ossobucco. Pasado este tiempo retiramos la tapadera y cocemos otra media hora, de esta forma el caldo irá reduciendo hasta quedarnos con una rica salsa (ojo, tiene que reducir pero no debe quedar seco ni pegado). 

4. Mientras haremos la gremolata. En un mortero majamos los ajos con las aceitunas. Añadimos abundante perejil picado finamente y la ralladura de limón. Mezclamos bien.

5. Servimos el ossobuco con su salsa (si lo preferís podéis triturarla con la batidora) y con un poquitín de gremolata por encima. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Turrones y dulces con turrón para celebrar la Navidad

Es increíble cómo pasa el tiempo, en nada estaremos en Navidades y debemos ir pensando en los menús de este año. A lo largo de las próximas semanas intentaré daros ideas para las comidas de esos días festivos, pero hoy me apetece dulce y por eso vamos a empezar por los postres. Y hablando de postres, si hay uno que no puede faltar en Navidad ese es el turrón. Podemos comerlo tal cual o incluirlo como un ingrediente más de una receta dulce. En la publicación de hoy os sugiero algunos postres con turrón y también turrones que podrían encajar perfectamente en vuestros menús. Espero que os guste la selección, ¡vamos con las recetas!

TURRÓN CRUJIENTE DE CHOCOLATE BLANCO

Para empezar, me he traído este delicioso turrón del blog Cuuking. Se me hace la boca agua al pensar en el chocolate y los tropezones de arroz inflado que le dan el punto crujiente que tanto me gusta. ¡Y lo mejor es que la receta es súper fácil!

Solamente tienes que derretir el chocolate blanco con mantequilla, luego, añades el arroz inflado o cereales de desayuno y se vierte todo en un molde. Una vez frío podrás disfrutar del turrón, pero para que te salga tan perfecto como el de Cuuking te recomiendo que veas la receta completa o el vídeo. 

Puedes ver la receta completa aquí: turrón crujiente de chocolate blanco.




BUND CAKE DE TURRÓN BLANDO

Pasamos de un turrón a un bund de turrón blando, nada empalagoso y con mucho sabor. 

Para elaborar este cake tendrás que fundir el turrón con mantequilla, lugo se añaden huevos, azúcar moreno, leche, harina... Se hornea en un molde de los de chimenea y tan solo tendremos que esperar a que enfríe para desmoldarlo y degustar este fantástico postre.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: bund cake de turrón blando.





Otro de los turrones que me vuelve loca es el de frutas, hoy aprenderemos a elaborarlo siguiendo los consejos de Cocinando con Catman. Es tan fácil que lo repetiréis una y mil Navidades.

Simplemente tendréis que calentar un poco de nata con azúcar y leche en polvo. Luego se agrega almendra molida, se amasa bien y se coloca en un molde intercalando la fruta confitada. Muy sencillo, ¿verdad?

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: turrón de frutas confitadas.





Del blog de Julia y sus Recetas os he traído esta súper copa, sinceramente os digo estoy deseando probarla e imagino que vosostros también. 

Elaborar esta copa no tiene complicación. Debéis hacer un batido con parte de la nata y el turrón, añadir una copita de baileys y luego más nata montada, con lo que se logra una textura cremosa y agradable. Por último se decora con barquillos y almendra crocante.

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: copa mousse de turrón, baileys y nata.



Continuamos con otra receta de turrón. Es el turno para el de nata y nueces, una combinación deliciosa a la que se agrega un fino baño de chocolate. 
Si quieres hacer este turrón en casa, tendrás que hervir un poco de nata con azúcar glas, luego se añaden las nueces picadas y se vierte todo en un molde hasta que se enfríe y endurazca. Finalmente se desmolda y se baña en chocolate de cobertura. 

Puedes ver la receta completa aquí: turrón de nata y nueces. 



CANELONES DE TURRÓN DE YEMA

Para cerrar esta selección, os traigo una receta del blog Les receptes que m'agraden. Se trata de unos riquísimos y elegantes canelones de turrón que son el broche de oro perfecto para finalizar una comida navideña. 

No vais a creeros lo fáciles que son de preparar. Necesitaremos turrón de yema, lo cortaremos en trozos de unos 30 gr y lo estiramremos entre dos láminas de papel de horno. La idea es dejarlo bien plano con la ayuda de un rodillo, luego se le da forma cilíndrica, se rellena con nata montada y finalmente se decora. 

Puedes ver la receta completa pinchando aquí: canelones de turrón de yema.


Hasta aquí llega este recopilatorio de turrones y postres con turrón. Espero que os sea útil y que os haya gustado. 

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


viernes, 18 de noviembre de 2016

Solomillo Wellington

Sigo pensando en las Navidades y en recetas a propósito de esos días tan especiales... 

En casa me han pedido que les haga un solomillo Wellington, seguro que lo conocéis porque últimamente no paran de cocinarlo en diversos programas de televisión. Perdonad si la receta os sale hasta en la sopa, pero quería publicarla y aprovechar la ocasión para hablaros de un ingrediente que suele incorporar este plato: el foie gras.

En realidad, me gustaría que fuese alguno de esos "programas de cocina" líderes en audiencia, quienes explicasen qué es y cómo se obtiene dicho producto, pero dudo mucho que lo hagan, así que os dejo algunas notas. 

El foie gras (en francés, hígado graso) es un alimento que consiste en una pasta elaborada con el hígado hipertrofiado de algunos animales, especialmente de pato, oca o ganso. Su hígado debe pesar como mínimo 300 gramos, en el caso de los patos, y 400 en el de las ocas. Para conseguir dicho peso se somete a los animales a un proceso de cebado que antecede a su sacrificio. 

La mayor parte del foie gras que se oferta en el mercado proviene de aves hacinadas en jaulas, donde no tienen espacio para abrir sus alas. Se las sobrealimenta a través de un tubo metálico de entre 20 y 30 centímetros que va desde la garganta hasta el estómago. Cuando intentan vomitar o liberarse del tubo corren riesgo de axfisiarse o sufrir perforaciones graves. Con frecuencia, padecen enfermedades del sistema digestivo y muchos de los animales agonizan antes de llegar al matadero. No quiero herir la susceptibilidad de nadie, así que no entraré en detalles escabrosos como el corte de pico sin anestesia y otros padecimientos.

Señoras y señores... ¡así se produce el foie! Un alimento gourmet elaborado con el tejido enfermo de animales malsanos y sometidos a tortura. ¡Toda una delicatessen!

Y ahora vamos con la receta, la mía sin foie. 


INGREDIENTES:
1 pieza de solomillo de ternera o buey de unos 800 gr
1 o 2 láminas de hojaldre
200 gr de panceta en lonchas finas
300 gr de champiñones frescos
3 chalotas
1 diente de ajo
2 o 3 cucharadas de mostaza
1 huevo batido
aceite de oliva
pimienta recién molida
sal



ELABORACIÓN:

1. Ponemos al fuego una sartén con un chorro de aceite, cuando esté caliente doramos el solomillo por todos los lados. Debe quedar bien sellado para que durante el horneado no suelte líquidos. Reservamos.

2. Lavamos los champiñones con cuidado de no empaparlos demasiado en agua. Inmediatamente los secamos uno a uno con papel absorbente. Los picamos muy finitos junto con las chalotas y el diente de ajo (si lo preferís, podéis utilizar una picadora). En una sartén con un poco de aceite hacemos un sofrito con las verduras, salpimentamos, damos algunas vueltas y reservamos. 

3. Sobre nuestro mesado de trabajo colocamos una lámina de papel film. En ella ponemos las lonchas de panceta, extendiéndolas por la superficie hasta que sean sufiecientes para cubrir la pieza de carne. Encima de la panceta distribuímos el sofrito de champiñones que ya debería esta frío. Reservamos.

4. Ahora vamos a salpimentar nuestro solomillo y a embadurnarlo con un poco de mostaza. Yo prefiero no poner demasiada para que no solape los demás sabores, y en concreto, utilizo mostaza a la antigua porque nos gusta más en casa. 

5. Una vez que tenemos el solomillo preparado, lo colocaremos sobre la panceta y el sofrito que teníamos reservados. Formamos un rollo ayudándones del papel film y cerramos bien los extremos del mismo, como si fuese un caramelo. Dejamos que repose en la nevera una hora.

6. A continuación, extendemos la lámina de hojaldre en nuestra superficie de trabajo. Quitamos el rollo de la nevera, retiramos el papel film y lo envolvemos con la masa de hojaldre. Como veis, en los ingredientes pongo una o dos láminas de hojaldre, la razón es que dependiendo del grosor de la carne una puede no ser suficiente y a veces hay que poner un trocito más de hojaldre. En mi caso he tenido que añadir un pedacito que quedó disimulado en la parte inferior del rollo. Es conveniente que nos aseguremos de cerrar bien los extremos de la masa. 

7. Si nos sobra hojaldre podemos aprovechar para realizar algún tipo de decoración para el plato. Yo hice un enrejado de masa con ayuda de un rodillo especial.

8. Precalentamos el horno a 180º. Mientras pintamos el hojaldre con huevo batido.

9. Horneamos unos 30 minutos a 180º o hasta que el hojaldre esté dorado. 

10. Retiramos del horno y dejamos reposar entre 8 y 10 minutos antes cortar nuestro solomillo Wellington.

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...