miércoles, 6 de enero de 2016

Roscón de Reyes

En casa existe una tradición  que seguimos a rajatabla y que consiste en que una vez al año nos reunimos en familia para desayunar como auténticos reyes. Y claro, ese día no podía ser otro más que el propio Día de Reyes, una fecha mágica en la que compartir momentos de felicidad con los que más quieres es el mejor regalo. Lo habitual es que cada uno tenga sus propios horarios, en general, los desayunos suelen ir acompañados de prisas, pero el Día de Reyes todo cambia, se decora la mesa cuidando hasta el más mínimo detalle, y por supuesto, no falta el zumo de naranja, el café y chocolate recién hechos, tostadas, bollos, frutas... y  este año ¡Roscón de Reyes!


Me hacía mucha ilusión preparar el roscón para el desayuno de reyes, me lo había planteado como un reto y parece que el año comienza bien porque ha salido de maravilla y a la primera. Lo he hecho de forma tradicional, sin ayuda de ninguna máquina para el amasado así que la satisfacción es todavía mayor. Con las cantidades indicadas he hecho dos roscones pequeños, si lo queréis podéis hacer uno muy grande. La receta es fruto de la visita a muchos blogs, la he adaptado a mis preferencias en cuanto a cantidades e ingredientes quedándome con lo que me ha parecido mejor de cada uno de ellos y aportando mi toque personal. No es una receta difícil, menos aun si disponéis de algún robot de cocina que os ayude con el amasado, pero no voy a negaros que requiere una buena dósis de paciencia para respetar el tiempo de los levados. 


INGREDIENTES:
Para la masa previa (masa madre):
120 gr de harina de fuerza
80 ml de leche tibia
15 gr de levadura de panadería
1 cucharada rasa de azúcar glas
Para la masa del roscón:
450 gr de harina de fuerza (aprox.)
25 gr de levadura de panadería
130 ml. de leche tibia
3 huevos
100 gr de mantequilla reblandecida (a temperatura ambiente)
150 gr. de azúcar glas
3 cucharadas de esencia de azahar
la ralladura de un limón (de medio si es grande)
la ralladura de una naranja (de media si es grande)
Para decorar:
azúcar humedecido con agua 
frutas escarchadas
1 huevo batido con una cucharada de leche


ELABORACIÓN:

1. Empezamos haciendo la masa previa. Para ello mezclamos la levadura con la leche tibia (basta con calentarla 10 segundo en el microondas) y la dejamos reposar unos 8 minutos. En un recipiente juntamos la harina con el azúcar y añadimos la anterior mezcla de leche. Trabajamos hasta formar una masa y formamos una bolita con ella. Dejamos reposar una hora tapada y en un ambiente cálido.

2. Continuamos preparando la masa principal para el roscón. En un cuenco amplio tamizamos la harina. Formamos un pequeño hueco en el centro (a modo de volcán) y vamos echando en él los huevos, la mantequilla en trocitos, el azúcar, la esencia de azahar y las ralladuras.

3. Mezclamos la leche tibia (recordad calentarla 10 segundos en el microondas) con la levadura, y la agregamos al cetro del volcán junto con la masa previa. Comenzamos a integrar todos los ingredientes, al principio podemos ayudarnos de una cuchara de madera e ir agregando poco a poco harina,  cuando la masa comience a tener consistencia pasaremos a trabajarla con las manos. Podemos seguir amasando sobre una encimera engrasada con un poco de aceite, con movimientos enérgicos de fuera hacia adentro. Una vez que tengamos la masa bien trabajada la dejaremos en reposo de 4 a 5 horas tapada y en lugar cálido. 

4. Una vez que la masa haya reposado y aumentado de volumen volvemos a amasar unos 2 o 3 minutos. Si queremos hacer dos roscones pequeños dividimos la masa en dos partes iguales, de lo contrario la dejamos como está. Para formar el roscón (o roscones) ponemos la masa (en forma de bola) sobre una bandeja con papel de hornear, con los dedos vamos estirando hasta abrir un agujero en el centro, debe ser suficientemente grande para que no se cierre con el levado. Lo  que yo hice fue engrasar un aro de emplata y colocarlo en el lugar del agujero, si no tenéis podéis sustituirlo por cualquier otra cosa que se os ocurra y pueda ir al horno. Dejmos levar una hora más o hasta que el roscón doble el volumen. 

5. Pincelamos el roscón con el huevo batido con leche teniendo mucho cuidado de no pincharlo porque se podría estropear. Decoramos con las frutas escarchadas y azúcar humedecido con unas gotas de agua. 

6. Precalentamos el horno a 190º con calor arriba y abajo. Horneamos durante 10 minutos a esta temperatura y luego bajamos a 170º hasta completar media hora  o 35 minutos aproximadamente (yo hice dos roscones pequeños, pero si hacéis uno más grande tendréis que aumentar el tiempo de horneado). Si el roscón se está dorando en exceso podemos poner un poco de papel de aluminio para que no se queme, pero debemos evitar abrir la puerta del horno durante los primeros minutos de cocción.  Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo. 

En casa rellenamos el roscón con nata motada azucarada, si también lo quieres así puedes ver AQUÍ todos los secretos para montar la nata rápido y sin esfuerzo.



¡Buen provecho!

¡Feliz Día de Reyes! Espero que lo disfrutéis y hagáis que sea un día mágico y lleno de sonrisas. 

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook o en  Twitter.


8 comentarios:

  1. Son perfectos, así que feliz desayuno de Reyes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy bien,. yo este año me he quedado sin roscón, entre una cosa y otro no lo he hecho y tampoco lo he comprado ya a pensar en el próximo.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, menuda pintaza tiene!! el mio a ver si subo luego las fotos porque aun tengo la casa llena de gente, estoy deseando acabar con todo te lo juro!! jeje, el tuyo esta precioso...Bess

    ResponderEliminar
  4. Veo unos ROSCONES deliciosos. Muy bonitos.
    Te deseo pases un bonito día y puedas celebrar la FIESTA , y muchas más con este postre tan rico.
    Gracias mil.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado de relujo y seguro que estan deliciosos de buena gana daba cuenta de un trozo con el relleno de nata me encanta pero en casa no los quieren asi tienen que ser como los de toda la vida sin nada.
    Nosotros nos juntamos ayer para cenar lo hacemos desde hace años y para el postre lleve dos roscones grandes hoy he echo otro y casi no queda ya jajjaa.
    La galette de reyes te ha quedado de relujo tambien .
    Bicos mil y Feliz año wapisima.

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado espectaculares y deben de estar deliciosos, un beset guapa

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Alicia!! Nosotros también tenemos nuestro propio ritual de reyes, y en el desayuno también toca roscón de reyes, aunque en mi caso, de momento, es comprado. Pero ya veo que me voy a tener que poner las pilas y prepararlo la próxima vez. Si me queda la mitad de bien que el tuyo, ya me doy por satisfecha. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Espectaculares, especiales para un dia tan bonito!! en casa también lo celebramos mucho, es un dia precioso y esperado!! Un beso guapísima

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios, gracias por visitarme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...