jueves, 10 de marzo de 2016

Garbanzos con bacalao y espinacas

¡Qué ilusión! De nuevo toca reto Typical Spanish, y la propuesta de este mes viene de la mano de Mar Rguez, del bolg Mar entre fogones, que nos invita a cocinar con legumbres. Como muchos ya sabéis, esta iniciativa fue creada para recordar recetas tradicionales de nuestra tierra, y evitar, mediante su divulgación, que caigan en el olvido. 

Para esta ocasión, elegí un plato que además de ser tradicional es muy característico de esta época, se trata del Potaje de Cuaresma o garbanzos con bacalao y espinacas, aunque estas últimas en algunos lugares se sustituyen por acelgas. Si todavía no habéis probado esta maravilla os animo a que lo hagáis y también a que echéis un vistazo al resto de recetas participantes en el reto, solamente tenéis que pinchar AQUÍ


INGREDIENTES:
400 gr de garbanzos
400 gr de espinacas (las mías congeladas)
600 gr de bacalao salado
1 cebolla grande
1 puerro
1 tomate maduro
1 cucharada de pimentón dulce
aceite de oliva
sal (si fuera necesaria)
Para decorar:
huevos cocidos


ELABORACIÓN:

1. Comenzamos desalando el bacalao en abundante agua con unas 24 - 48 horas de antelación (para mí es suficiente con 24 horas).

2. La noche anterior, o 12 horas antes, ponemos en remojo los garbanzos.

3. Ponemos los garbanzos a cocer, cubiertos con dos dedos de agua. Entre tanto, iremos preparando el bacalao. Lo escurrimos bien, lo secamos, retiramos la piel y las espinas, y por último, lo vamos desmigando o cortando en pequeños trozos.

4. Pelamos la cebolla y la picamos finita. Limpiamos el puerro quitanto la parte de la raíz, la parte verde y la capa más externa. Lo picamos también finito.

5. Ponemos al fuego una sartén con un buen fondo de aceite. Rehogamos la cebolla y el puerro, cuando comiencen a estar blandos añadimos el bacalao desmigado. Damos algunas vueltas y agregamos el tomate rallado, sin piel ni semillas. Continuamos cocinando unos minutos hasta tener un buen sofrito, entonces incorporamos el pimentón dulce, damos un par de vueltas para que se integre e inmediatame retiramos del fuego para que no se queme. 

6. Vertemos el sofrito en los garbanzos. Incoporamos las espinacas y ponemos el punto de sal si fuese necesario (el bacalao también aporta sal). 

7. Cuando los garbanzos estén blanditos pero no deshechos retiramos del fuego y dejamos reposar un buen rato antes de servir. 


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook o en  Twitter.



20 comentarios:

  1. El potaje de cuaresma tampoco falta en casa donde la tradición ha sido cocinarlo el jueves santo para comerlo reposado el viernes. Muy parecido al tuyo en ingredientes y preparación. Muy bueno el que has preparado.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los garbanzos con espinacas y bacalao y no dudo lo mas minimo que este tuyo este de rexupete, que pena no poder meter la mano y dar cuenta de un plato,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  3. Con que pinta más rica te ha quedado!! Se ve buenísimo!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. que potaje mas rico, me encantan estos guisos, besoooooooos

    ResponderEliminar
  5. Delicioso y ideal para estas fechas!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Un plato de lo mas tradicional y super apetecible en esta época. Te ha quedado fantástico. Bs.

    ResponderEliminar
  7. Alicia este es uno de los potajes que más me gustan y que hago a menudo, nos encanta, a ti este plato te quedo maravilloso, que hermosura de plato,esta para chuparse los dedos...Bess

    ResponderEliminar
  8. Buenísimo el plato que traes hoy, Alicia!! siempre lo hemos tomado en casa en esta época. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Un plato muy rico, típico de cuaresma, por lo menos en mi casa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ohh que plato tan rico típico de semana santa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Este potaje lo probé en casa de unos amigos españoles y me pereció un plato muy delicioso y reconfortante. Yo aún no me decido a prepararlo en casa porque los potajes me cuestan, pero me guardo tu receta porque seguro me queda bien rico.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Otra joya de nuestra gastronomía, una delicia que tú has elaborado de maravilla! !un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  13. Un plato que nunca falta por esta época en nuestras mesas. Riquisimo.

    ResponderEliminar
  14. Que rico por dios, me encanta, me parece delicioso. No conocía tu blog pero me quedo como seguidora para seguir tus buenas recetas.Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. menudo potaje tan rico y sabroso!! me quedo con las ganas de meter la cuchara! bicos

    ResponderEliminar
  16. Curioso!!!... Igualito que lo hago yo porque así me enseñó mi madre y así lo hacía mi abuela!!! Es difícil encontrar dos formas iguales de hacerlo y me ha sorprendido mucho.
    Bsss

    ResponderEliminar
  17. Estos platos son una maravilla. Las legumbres dan tanto de sí que no se porqué no están más valoradas :)

    ResponderEliminar
  18. De llorar Alicia. Yo quiero un poquito.

    ResponderEliminar
  19. Este potaje es de mis favoritos de todos los tiempos!

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios, gracias por visitarme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...